MARATON

P1060109MARATON

Participé en una Maratón categoría promocinal de 10 km. Había además categoría de 30 km.
Ese domingo amaneció nublado y fresco, de modo que me fui provisto de un joging, campera impermeable Columbia, zapatillas Nike Air Max con doble cámara de aire, y una mochila que se le antojó a mi mujer que llevara, para guardar un Gatorade, un rompevientos por si me daba frío, un pantalón corto por si me daba calor, y una visera por las dudas. Nunca la usé.
Llegamos a al lugar de la largada. Yo con mi joging, la camiseta con el número que nos habían entregado, la campera impermeable y mochila a cuestas. Los demás participantes, casi todos jóvenes, en short y musculosa o remera. Un tipo con un megáfono anunciaba “¡prepararse, dentro de diez minutos largamos! ¡Todos con lo números visibles!” Lo repitió varias veces mientras todos saltaban y elongaban.Yo para no ser menos, los imitaba.
Al fin, después de una media hora, se dio la señal de largada con un estruendoso cohete.
Todos salieron corriendo atropelladamente, mientras yo trataba eludirlos al trotecito. Como a los trescientos metros ya me habían pasado todos, y me di cuenta que había quedado absolutamente solo, y ya no podía sostener mi trote.
Entonces comencé a caminar, solo por la autopista. A pocos minutos me alcanzó otro veterano, que también venía caminando. Comenzamos a charlar, y seguimos la caminata juntos.
En cada puesto de bebidas teníamos que abrirnos la campera para mostrar el número, y recibir la ración de nutrientes, aunque no la necesitábamos porque poco nos habíamos deshidratado.
Habrían pasado unos 45 minutos, cuando escuchamos un griterío, y al darnos vuelta vimos un negrito flacuchento, puro músculos, seguramente el primero de los maratonistas de los 30 km, que venía en sostenida carrera sin apartarse de su senda,. “¡A un lado, a un lado!, nos gritaban”. Tuvimos que mostrar otra vez el número en la camiseta para que nos reconocieran como maratonistas.
Así seguimos nuestro derrotero, como dos solitarios caminantes, ante las miradas irónicas y desconfiadas de la gente que cada tanto se ubicaba al borde de la ruta.
Ya pasada casi hora y media nos dimos cuenta que estábamos cerca de la meta, porque cada vez era mas numerosa la gente que se agolpaba a las orillas de la ruta a la espera de los maratonistas. A nosotros ni bola.
Fue entonces cuando comenzaron a pasarnos cientos de corredores, haciendo señas para que les abriéramos cancha. Le dije a mi compañero que corriéramos un poco para disimular, pero me contestó “ni mierda, muramos en la nuestra, llegaremos caminando”.
Muy cerca de la línea de llegada, una joven morocha nos hacía señas con una bandera para retirarnos. -Pará, pará – le grité, abriéndome la campera y mostrando el número, – nosotros somos los primeros…los primeros que llegamos caminando.
Entonces nos cedió el paso con una sonrisa, y nos hizo pasar al podio, donde nos entregaron una medalla. Misión cumplida.
El dolor de piernas me duró como una semana, y como preciada prenda ligué dos tremendos agujeros en las medias running especiales de 40 pesos que había usado.

Anuncios

4 comentarios to “MARATON”

  1. buenísima la crónica, armand. me he cagado de la risa solo, acá en la oficina, imaginando tu especie de rebeldía deportiva… igual confieso que me seducen mucho más las historias de los que pierden, de las de los que ganan.

    un abrazo, y a seguir perdiendo que genera más anécdotas :).

    xavi

  2. LOS TITOS Says:

    MUY BUENO EL RELATO! Y LA FOTO GENIAL!!!

  3. AAAAAAAAAAAAAAAAJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJ, todavia me estoy riendo de este

  4. IRENE Says:

    Y ENCIMA PUBLICÁS LA FOTO.

    GENIAL,GENIAL

    10 FELICITADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: