UN ENCUENTRO CON KIM BASINGER

El escritor cierra la puerta de su habitación y enciende la computadora. Mientras comienza el proceso de puesta a punto, se sirve una copa de  coñac. 

En la disquetera, Charly Parker pinta sus acuarelas con el saxo. Seguramente Cortázar lo escuchaba cuando escribía. Fija la mirada en la pantalla vacía y nada, ni la más remota idea. Precisa escribir un cuento para un concurso, y su cabeza es un absurdo desierto.

Tengo para mi que se levanta y arrastra lo pies camino a la cocina. Algo se me ocurrirá, piensa mientras abre la puerta de la heladera. Mira en el interior automáticamente. No sabe que busca, que clase de intención o deseo lo llevaron ahí. Tal vez ha sido por pura costumbre o inercia. Seguramente buscando la idea que no le viene.

Vuelve resignado a la habitación. Entonces la ve sentada sobre su escritorio, apenas cubierta con una seda transparente, en una sensual pose de piernas cruzadas. No tiene dudas, es ella, la protagonista de la famosa película que se convirtió en un icono del cine erótico de los 80. A pesar de su visible madurez, conservaba la misma sensualidad y belleza de su esplendorosa juventud.

–          ¿No me viste llegar?

–          No, no, pero ahora te veo, ¿como entraste?

–          Muy fácil, por la ventana.

–          ¿Y entonces?

–          Entonces un comienzo para tu cuento. Escritor frente a su computadora, pantalla en blanco, ninguna idea. Entonces entra una hermosa y sensual mujer semidesnuda, volando por la ventana.

–          No sirve.

–          ¿Cómo no sirve? Mirame. Estoy casi desnuda. Tengo un tatuaje en esta nalga. Solo ahí ya está el disparador para el cuento.

–          ¿Vos no sabes? El realismo mágico murió.

–          ¿El qué?

–          El realismo mágico. Nadie mas vuela, nadie más se aparece así como así y se sienta semidesnuda frente al escritor.

Ella se baja del escritorio. Trata de reanimarlo.

–          ¿Te vas a privar del fuego de mi cuerpo durante 9 semanas y media?

–          No se puede, te digo que no se puede, yo no soy Mickey Rourke, nadie lo va a creer. Y un cuento tiene que ser creíble.

–          ¿Y si en vez de un cuento contaras una experiencia tuya, una experiencia mística de la vida real? En la ficción ya no se puede, pero en la realidad si. La realidad es el último reducto de la metafísica. Yo puedo ser tu ángel de la guarda.

–          Lo real es demasiado cruel y además nunca tuve una experiencia metafísica.

–          ¡Pero la estás teniendo ahora!

–          No es lo mismo. Vos solo te estás haciendo pasar por ángel. ¿Dónde se vio un ángel tatuado?

–          Tatuado no, semidesnudo sí. Pero si es necesario renuncio al tatuaje, al desnudo. ¡No tengo ni culo!

–          No. Gracias, pero no.

–          Okey –le dice resignada. –Chau.

El escritor no tiene tiempo de avisarle. “¡Por la ventana no! ¡Vos no volás una mierda!”

Poco después golpean la puerta. Es un policía.

–          ¿Fue de aquí que cayó una mujer desnuda?

–          Depende. ¿Cómo es la mujer?

–          Parecida a la que vi en una película cochina.

Está bien, pensó el escritor, ante la duda sirve una intriga policial. Después verá como sigue. Lo importante era comenzar.

.

Anuncios

2 comentarios to “UN ENCUENTRO CON KIM BASINGER”

  1. Buenísimo! La cruza de lo coloquial con lo sagrado (Kim es sagrada) es lo mejor que se puede leer. Si te va, te recomiendo mis dos escritores preferidos: Isidoro Blainsten y Marco Denevi, cuentistas argentinos, masters of de iúnivers en el colash de la épica y lo mundano.

    Un abrazo,

    Xavi

    PD: Esto es genial: “-¿Cómo no sirve? Mirame. Estoy casi desnuda. Tengo un tatuaje en esta nalga. Solo ahí ya está el disparador para el cuento.”

  2. angel Says:

    me gustaria saber que numero de pie calza kim basinger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: