SUEÑO DE FRUTILLA CON CREMA

 

Desde mi insomnio la veo dormir. En la tenue luz de esa luna varada en la ventana, la cabeza apenas asomando sobre las sábanas, la veo dormir. Su plácida quietud me provoca un gozo estéril. Hurgo en sus sueños flotando a la deriva. Los sospecho de chocolate con crema y frutillas. Sus soñados revientan trozos rojos en la boca, una mezcla untuosa de fruta, crema, harina, baba. Abre los ojos, me mira dentro del sueño. Ella nunca sabrá de aquel poema que te salva del mundo. Ella nunca sabrá de la frutilla que estalló en su boca. Ciertos amores son solo sudores que se parecen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: